viernes 14 de junio de 2024 - Edición Nº2018

Provincia | 16 abr 2024

Sangra el bolsillo

Por el ajuste de Milei, municipios del conurbano se blindan con tarifazos a la nafta

Para equilibrar sus cuentas, algunos intendentes bonaerenses han tenido que implementar un impuesto sobre la tasa vial, para poder lograr cubrir los gastos básicos de las comunas que dirigen.


En medio de la crisis inflacionaria y los constantes ajustes implementados por el gobierno de Javier Milei, algunos municipios del conurbano bonaerense tuvieron que implementar medidas tarifarias para poder mejorar la recaudación de sus comunas.

“No sólo no llega un sólo peso de Nación, si no que no hay nadie que nos atienda. Al único que llegamos es a (Guillermo) Francos, pero está detonado por la negociación con los gobernadores”, aseguró un intendente del sur del conurbano a Clarín.

Bajo ese escenario, los jefes comunales avanzaron con el aumento de la tasa vial que se cobra sobre el precio de los combustibles y, por lo general, se destina al mantenimiento de las trazas de los municipios en cuestión. 

En concreto, diecinueve comunas decidieron aplicar, o tienen previsto implementar, esta tasa vial, que varía entre el 1,5% y el 2,5% del precio del litro de combustible, aunque también se puede establecer como un monto fijo.

Es preciso mencionar que, el impuesto consiste en cobrar un sobreprecio a cada litro de nafta o metro cúbico de Gas Natural Comprimido (GNC) que se cargue en cualquiera de las estaciones de servicio ubicadas en cada partido del Conurbano bonaerense.

Algunos municipios

En Merlo, distrito que conduce Gustavo Menéndez, rige una alícuota del 2,50% para los combustibles líquidos y sube a un 4,50% para el GNC. En tanto, el pilarense Federico Achával, decidió este año aplicar una de estas tasas por valores similares.

Otro de los distritos que tuvo que hacerle frente a la crisis es el de la intendenta de Quilmes, Mayra Mendoza, que logró la aprobación en el Concejo Deliberante de la incorporación de este mecanismo recaudatorio que pasará a aplicar un 2% de cobro municipal sobre el precio total de las naftas.

En La Matanza, el porcentaje es de un 1,5% por litro para las naftas y el gasoil, y de un 1% para el metro cúbico de GNC, mientras que en José C. Paz, el intendente Mario Ishii estableció un impuesto del 1% sobre el precio de los combustibles líquidos y del GNC vehicular.

En Berazategui, donde gobierna el justicialista Juan José Mussi, se votó en una sesión extraordinaria que esa tasa será sobre el 2% de la carga de combustible. El tributo también funciona en Avellaneda, Escobar, Florencio Varela, San Isidro, Vicente López y Hurlingham.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias