martes 21 de mayo de 2024 - Edición Nº1994

Provincia | 11 mar 2024

Alarmas encendidas

“Masacre social”: La Provincia alerta por una caída salarial mayor a la del 2001

Con una batería de datos bajo el brazo, el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, junto a su ministro de Hacienda, Pablo López, acusó al Gobierno nacional de destruir la industria y los salarios.


En medio del turbulento panorama económico, el ministro de Hacienda bonaerense, Pablo López, salió de la mano del gobernador Axel Kicillof a alertar sobre las consecuencias de la recesión en el ámbito del trabajo, y el consumo y lo comparó con las cifras del 2001.

Según informó en su cuenta de X, los salarios de los trabajadores estables se desplomaron un 18% en este bimestre y advirtió que es “aún más rápida que en la salida de la crisis”.

El funcionario de Kicillof desplegó los datos que muestran que “el mercado interno está sufriendo gravísimas consecuencias” y que “dan cuenta de una súbita y profunda recesión”.

“En enero, la industria y la construcción tuvieron caídas de 2 dígitos que batieron récords negativos”, detalló y, pese a que no hay datos oficiales, recordó que la CAME registró una caída anual de las ventas minoristas PYME del 27%  en el primer bimestre.

En ese marco, alertó sobre la licuación salarial y el ajuste: “En 2 meses, el recorte real supera el 20%”, informó y expresó: “Los principales afectados son los jubilados, que cargan la mitad del ajuste. Le sigue la obra pública: no es de extrañar la caída en la construcción.

 

 

Bajo ese panorama, López no dejó pasar con el Gobierno nacional y afirmó que “las provincias sufrimos por partida doble”, y aclaró que, por un lado, la recesión deprime los recursos coparticipados y, por otro, “la motosierra” arrasa con fondos nacionales asignados a funciones básicas, como educación y seguridad.

En tanto, negó la responsabilidad de la “pesada herencia” en la que se excusa el Gobierno y afirmó: “La economía culminó 2023 con un moderado crecimiento (+0,4%). Hasta noviembre, acumulaba +0,8%. Lo que pasó desde mediados de diciembre produjo el cimbronazo a la baja de las variables”, sentenció.

Por último, reparó en que el gobierno de Javier Milei, “bajo la premisa de equilibrar las cuentas, aplica políticas que destruyen los ingresos reales de la población, la actividad económica y la inversión pública. En la Provincia haremos todo para defender a las y los bonaerenses”, apostó.

El gobernador salió a la cancha

En este escenario, Kicillof salió a respaldar la preocupación de su ministro y sostuvo que la actual situación política es parecida, pero "más rápida y más profunda" que el "industricidio" de la gestión de Mauricio Macri.

Dicho esto, detalló: “Igual que ahora: la apertura indiscriminada de importaciones, la dolarización de las tarifas, la ausencia de crédito y la reducción salarial destruyen a la industria bonaerense, que se queda sin demanda y sin mercado interno”.

“Como resultado, el ajuste produce recesión y la recesión reduce los ingresos, a lo que se responde con más ajuste y recesión”, expresó Kicillof e indicó: “Observen por favor la masacre social que se está produciendo”.

 

 

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias