martes 27 de septiembre de 2022 - Edición Nº1392

Política | 5 sep 2022

Problemas

Atentado a CFK:  Secreto de sumario e inconvenientes con el celular

La jueza federal, María Eugenia Capuchetti, implementó el secreto de sumario y se está investigando porque el celular fue reseteado a fabrica antes de ser peritado.


La jueza federal, María Eugenia Capuchetti, implementó el secreto de sumario en la investigación del atentado contra la vicepresidenta, Cristina Fernández de Kirchner y este domingo declaró Mario Bongarelli, quien dijo ser “conocido” del acusado, Fernando André Sabag Montiel.

En este marco, el joven aseguró bajo juramento de verdad creerlo “capaz de cometer el hecho”, trascendió que Capuchetti cree que el atacante no actuó solo, aunque no hay ninguna organización identificada.

Asimismo, la magistrada recibió durante toda la jornada en los tribunales federales de Retiro declaración a los peritos informáticos que explicaron las razones por las cuales el celular del detenido Sabag Montiel hizo un “reseteo” y volvió a “estado de fábrica”, informaron fuentes judiciales.

La jueza tomó testimonio a los peritos informáticos de la Policía Federal y de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA), quienes explicaron lo que hicieron con el celular del acusado, su tarjeta SIM y el chip. En el caso de estos dos últimos se extrajo el contenido que “se encuentra bajo análisis”.

En relación al reseteo del celular al estado de fábrica, los peritos detallaron los motivos por los cuales pudo ocurrir esto y no descartaron que pudiera haberse activado de manera remota o bien por algún error al intentar acceder al dispositivo.

Cabe destacar, que las fuerzas de seguridad recibieron el dispositivo de manos de la custodia personal de la jueza, Capuchetti: estaba encendido, dentro de un sobre abierto y no está confirmado que hubiera sido acompañado por algún tipo de documentación.

A pesar del inconveniente, desde el juzgado aseguran contar con toda la prueba documental que da cuenta de la cadena de custodia del dispositivo electrónico, algo que otras fuentes del caso ponen en duda.

El teléfono había sido secuestrado cuando detuvieron a Sabag Montiel en la noche del jueves, tras el ataque a Cristina cuando llegaba a su domicilio en el barrio porteño de Recoleta: el agresor lo llevaba en el bolsillo de su campera.

Para finalizar, el juzgado, por estas horas, evaluaba solicitar a Estados Unidos colaboración tecnológica para avanzar con el peritaje del celular.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
Más Noticias

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias