Opinión

"Luchamos contra la fragmentación social desde el Estado"

Maximiliano Abad Presidente del Bloque de Diputados de Cambiemos

28/01/2018 14:02:10

Maxi-abad

Las políticas públicas son por naturaleza, las herramientas que tiene el Estado para potenciar su comunidad, igualar oportunidades y apuntalar los proyectos de vida, las iniciativas y el desarrollo individual de las personas.

Muchas veces, en el fragor de noticias de alto impacto, con declaraciones ruidosas y peleas de cartel que monopolizan la política (desprestigiándola muchas veces), estas iniciativas públicas, la verdadera razón de ser del Estado, quedan en un segundo plano, careciendo de la relevancia que deberían tener por su importancia social.

Este es el caso del Programa Escuelas Abiertas, un programa que tiene ya dieciocho años de ejecución, y que ha conseguido durante las últimas temporadas un impacto fenomenal en el territorio provincial: este año se han inscripto más de 220.000 chicos que participan, entre el 2 de este mes y el 2 de febrero, en las 2.200 sedes habilitadas a lo largo y ancho de nuestra provincia.

Actividades pedagógicas, recreativas, deportivas y acuáticas, forman parte del menú de opciones con que se encuentran chicos bonaerenses de entre 3 y 17 años en los establecimientos educativos, municipios, sociedades de fomento y centros de educación complementaria que prestan sus edificios para la iniciativa.

Estos 220.000 chicos encuentran una propuesta común para el verano que cumple con tres premisas fundamentales para quienes entendemos al sector público como promotor de una sociedad más integrada.

En primer lugar, la propuesta ofrece actividades, un esquema de horarios y responsabilidades que, sobre todo a chicos que transitan la niñez y la adolescencia, les permite en el primer mes del año encontrar una referencia, una opción para transitar el verano de manera sana, en entornos diseñados con concepción pedagógica.

En segundo término, el programa reúne en su seno a chicos de distinto origen social, con diferentes inquietudes y realidades, pero en un mismo paraguas del Estado estratégicamente presente, que se pone a la integración social como objetivo principal.

Y en tercer lugar, hay un sentido educativo muy presente en las escuelas abiertas de verano. Muchos chicos que participan de ellas abandonaron sus estudios, perdiendo contacto con la educación formal. El programa es una oportunidad de recuperarlos, de mostrarles que aunque hayan dejado la escuela, están aún a tiempo de retomar sus estudios y reinsertarse en el ámbito escolar con lo que ello implica en términos de construcción de oportunidades.

En provincias como la nuestra, caracterizada por complejidades sociales y territoriales importantes, luchar contra la fragmentación social es una prioridad para el Estado. Encontrar herramientas inteligentes para hacerlo, que tengan impacto masivo y sustentabilidad en el tiempo, es a su vez un desafío permanente. Este es el gran logro de las Escuelas Abiertas de Verano.

Los bonaerenses, tantas veces noticia por nuestras desventuras, tenemos en las Escuelas de Verano una clave para potenciar al interior de nuestra Provincia y un orgullo colectivo para mostrar al país. La iniciativa que coordina Dirección General de Cultura y Educación, es además de un buen programa de Estado, una fábrica de oportunidades para 220.000 chicos en manos de los cuales, está gran parte del futuro de todos.


Noticias relacionadas

  • Lanaro

    Junto a los protagonistas del cambio

    Nota de opinión, senador de Cambiemos, Walter Lanaro
    30/10/2017

  • Sanguinetti

    Las tres ciudades que conviven en La Plata

    Luciano Sanguinetti Concejal del Frente Renovador
    24/01/2018

  • Maxi-abad

    "Luchamos contra la fragmentación social desde el Estado"

    Maximiliano Abad Presidente del Bloque de Diputados de Cambiemos
    28/01/2018