martes 14 de agosto de 2018 - Edición Nº873
La Letra Chica » Provincia » 2 jul 2018

Crisis

La caída del consumo de junio hizo cerrar un semestre en crisis

Aunque con el repunte del Día del Padre, junio fue un mes complicado para el consumo y cerró a la baja el semestre. Los sectores más perjudicados.


TAGS: CONSUMO, CAME

Las ventas minoristas de las pequeñas y medianas empresas (pymes) de Argentina cayeron un 2,8 % en el primer semestre del año respecto al mimo periodo de 2017, aunque desde CAME adjudicaron la "incertidumbre" del mercado cambiario y el "deteriorado" poder adquisitivo de los consumidores.

Así lo determinó la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) que reveló que las ventas en estos comercios registraron en junio una caída del 4,2 % respecto al mismo mes de 2017.

Por otro lado, desde CAME adelantaron que el pago del aguinaldo "le inyectaron más liquidez al mercado de consumo".

Para CAME, la caída interanual del consumo se justifica en la "volatilidad", que ha llevado al peso argentino a devaluarse un 40 % respecto al dólar desde abril, y los "mayores problemas de empleo e ingresos", especialmente en sectores medios y bajos.

"Esto ha deteriorado el poder adquisitivo de numerosas familias, que retrajeron las decisiones de gasto, sobre todo las de bienes durables", remarcó el informe de CAME. 

El principal perjudicado fue el sector de "marroquinería", con una caída en sus ventas del 4,5 % frente al mismo semestre de 2017 y hasta un 7 % respecto a junio del año anterior.

Por su parte, en joyerías y relojerías hubo un descenso de las ventas en un 4% frente a los seis primeros meses de 2017, situación que se replicó en indumentaria, con una bajada del 4,1 % en el semestre.

Según CAME, en el sector indumentaria colaboró con el Día del Padre y el frío, que impulsó la venta de ropa de temporada, pero el 66,7 % de estos comercios tuvieron bajas anuales.

En Alimentos y Bebidas, las ventas a precios constantes bajaron 1,1% anual y acumulan una caída de 1,2% en el primer semestre del año. Las familias compraron más en almacenes de barrio para controlar su consumo y poder acceder a marcas más económicas.

NOTICIAS RELACIONADAS

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:

NEWSLETTER

Suscríbase a nuestro boletín de noticias